Make your own free website on Tripod.com

titulo.jpg

INICIO

Sector

 

La actividad productiva del sector español del mueble ha sufrido una disminución  en la fabricación de muebles y enseres durante el segundo trimestre del año, en el que se registró un descenso del 0,13% respecto al mismo periodo de 2003. En el primer trimestre del año, el sector creció un 1,57%, a diferencia del 2003, año en el que el crecimiento fue del 0,86% y que contabilizó una facturación consolidada de 8.492 millones de euros.

 

Según fuentes de AIDIMA (Observatorio Español del Mercado del Mueble del Instituto Tecnológico del Mueble en España), el mejor comportamiento lo tuvo el mueble de hogar, con un crecimiento del 8,5%, seguido por los subsectores de baño y cocina, con un crecimiento del 2,4 y 2.0% respectivamente. El mueble tapizado creció un 4,6% en el segundo trimestre del año, mientras que en los primeros tres meses de 2004 este subsector creció el 7,06%, y el mueble de diseño superó la tasa negativa del 1,3% del primer trimestre y creció hasta el 2,6% en estos últimos tres meses.

 

Por otro lado, se ha reducido el plazo de entrega de producto a 27,4 días, frente a los 29,5 del trimestre anterior y también que la capacidad productiva del sector revela una leve mejoría, al incrementarse la tasa en más de dos puntos y alcanzar el 80,8%.

 

Respecto a las exportaciones, la encuesta de expectativas del AIDIMA indica que la mayor parte de los empresarios creen que las exportaciones continuarán en la tendencia actual, mientras que el 15,2% asegura que empeorarán las ventas de mobiliario español al exterior. Con respecto a las importaciones, se dice que se mantendrán hasta el final del año, con una posible alza a principios del próximo año. Es por esto que las asociaciones empresariales y las administraciones públicas de España, junto con AIDIMA, están elaborando planes estratégicos para transmitir a las empresas la necesidad de un nuevo modelo de negocio donde la cooperación inter-empresarial sea clave en el modo de producción. Se destacó también la necesidad de una mayor inversión en investigación, desarrollo y formación, sobre la base de una información precisa del entorno competitivo.

 

Por otra parte, el Informe de Consumo y Distribución de Muebles en España 2004, señala que el consumo de muebles y enseres se ha reducido durante los últimos 12 meses, pues están cambiando las preferencias del consumidor, ya que este le está dando prioridad a la adquisición de bienes como los de electrónica, en vez de comprar accesorios (muebles y enseres) para su casa o lugar de trabajo.

Ana Maria Cruz Reyes
Carolina Osorio Montero
Mercadeo Internacional
Universidad de la Sabana